Firma invitada (1)

Es difícil dejar de compartir algunos textos, así que convirtamos este blog de escritores en un lugar de reunión donde recibir agradecidos versos como estos.

Era un niño libre
de esos que molestan en los restaurantes
que solo entendía la obediencia
cuando intervenía la ternura
y nunca supo leer la hora en Primaria
y llevaba los cordones desatados
porque no tenía tiempo
para hacer bien los nudos
y se llenaba los bolsillos de hierba
cuando le daba pena abandonar
un pedazo de jardín
testigo de sus juegos.

Era un chico libre
de esos que sonríen
cuando el profesor manda callar
y mira de reojo el reloj
en pleno apogeo de la lección
y cuando tiene un examen delante
que no ha estudiado porque
se ha cruzado con un montón de sueños
dibuja un poquito en una esquina
y escribe despacio el nombre
y tranquilo los apellidos
y entre enunciado y enunciado
deja escapar un suspiro
al que su profesor no sabría
dar una respuesta.

Era un hombre libre
de esos que duda, duda y duda
y ante la duda suspira y ama
y guarda en sus bolsillos
toda la hierba que puede.

Ms. Icíar Rubio 
(profe de Lengua española en 3th, 4th, 5th y 6th)

Anuncios